Venerabile Pio Bruno Lanteri – Español

Hace dos siglos, el Venerable Pio Bruno Lanteri, (1759-1839) servía en la Iglesia en Piamonte, Norte de Italia, en un tiempo turbulento para la sociedad y para la Iglesia. La revolución francesa había esparcido en muchos lugares de Europa un espíritu anti-cristiano, incluso minando la autoridad del Papa. Por otro lado, los católicos en la Iglesia tuvieron que afrontar la heregía del jansenismo que oscurecía la verdad del amor de Dios.

Fue en este contexto que el jóven Lanteri conoció al sacerdote jesuita Nicolás von Diessbach con quien hizo los Ejercicios Espirituales de San Ignacio y experimentó en su interior la infinita gracia de Dios. Así se convierte en un testigo convencido de la misericordia de Dios a través de un intenso y variado apostolado como sacerdote diocesano en Turín. Predicó los Ejercicios Espirituales y las misiones populares, se dedicó a la dirección espiritual y a confesar, hizo circular libros católicos, acompañó asociaciones de laicos y clérigos y se dedicó al cuidado real y concreto de los más necesitados. En cada acción siempre se preocupó por guiar a todos con una gran caridad. Siempre enfatizó el mensaje en la fidelidad a la Iglesia y a María como medios para caminar y alcanzar la santidad.

Lo central del apostolado del padre Lanteri fue su colaboración con algunos grupos llamados Amistad Cristiana y Amistad Sacerdotal fundadas por el padre Von Diessbach. Las Amistades eran algo nuevo en su tiempo. Se trataba de grupos de laicos y sacerdotes, comprometidos en una vida espiritual seria con el objetivo de crear un impacto en la cultura haciendo circular buenos libros. El padre Bruno acompañó y guió varios de estos grupos por muchos años.

En 1814 tres sacerdotes se dirigieron a padre Lanteri para que los guiara para formar una confraternidad dedicada a dar retiros, predicar y a revitalizar la Iglesia. El padre Bruno confió el grupo a la Virgen María a quien siempre llamó Fundadora y Maestra. La nueva congregación tuvo la aprobación diocesana en 1816. Los Oblatos de la Virgen María continuaron su importante ministerio a través de los años aún teniendo que separarse temporaneamente por causa de la desaprobación del obispo local. El joven grupo encontró una nueva vitalidad y mayor estabilidad cuando el Papa León XII, el 1 de septiembre de 1826, le otorga la aprobación pontificia. El p Lanteri murió cuatro años después, el 5 de agosto de 1830 y fue declarado Venerable por el Papa San Pablo VI en 1965. Los oblatos de hoy, convencidos en la entrega del padre lanteri, estamos trabajando activamente para promoverlo y esperamos un día verlo beatificado y canonizado.

Si tienes interés en conocer más y ver un documental sobre la vida del padre Bruno Lanteri, sigue alguno de los links:

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from - Youtube
Vimeo
Consent to display content from - Vimeo
Google Maps
Consent to display content from - Google